Cómo combatir los abogados defensores de las marcas registradas

formula1 f1Siempre recomiendo registrar nuestro nombre comercial para protegernos, así como no registrar dominios de marcas registradas, pero últimamente he tenido problemas en una de mis páginas de juegos, Juegosdecoches.com, por utilizar las palabras “Fórmula 1” en las descripciones de los juegos.

Los abogados escribían a mi proveedor de alojamiento web, Hetzner, pidiendo que cerraran mi página web por hacer un uso fraudulento de las supuestas marcas que representaban “formula 1” “f1“, y Hetzner a su vez me avisaban de que si no retiraba la marca de mi web, me cerraban el servidor en 24 horas.

Tras muchos correos discutiendo con mi proveedor de hosting acerca del uso lícito de la marca “fórmula 1” en mi página, que no estaba confundiendo a nadie ni tratando de hacer ningún tipo de fraude, finalmente encontré la solución legal que las empresas de hosting quieren (que no coincide con los intereses de los abogados).

Has de decir a tu proveedor de hosting que NO vas a borrar nada, que haces un uso lícito de la marca y que tú mismo quieres comunicarte con el demandante para comunicárselo directamente.

Las empresas de hosting están obligadas a actuar frente a una solicitud por parte de un propietario de una marca registrada, pero bastará con que tú contactes con el demandante, con copia a ellos, para que ellos ya no sean responsables del contenido de tu web, por lo que te dejarán tranquilo (hasta que vuelvan a recibir otra queja, claro).

Con este truco conseguirás que dejen de molestar a tu proveedor de alojamiento web y que cierren tu web por la vía fácil, pero no evitará que te denuncien por otras vías. Si haces un uso legítimo, como es mi caso, esto no tiene porqué preocuparte.

Mi teoría es que alguien contrata a estos abogados para que borren un uso fraudulento de su marca y que les pagan a comisión, por lo que los abogados buscan borrar la aparición de las marcas en cuantas más webs mejor, para justificar las abultadas facturas que les cobran a los propietarios de las marcas registradas, hagan o no hagan un uso lícito o fraudulento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *