Estoy bien

Este post es para aclarar que estoy bien, en Bamako, Malí, donde vine con Webmasters Sin Fronteras para crear una aula de informática en el poblado de Hombori.

Voy a resumir lo que me llevó a escribir este post: el día 24 de Diciembre, a las 17:00h, al salir de una cena de navidad con el alcalde de Hombori y el resto de personas importantes del poblado, me encontré a Ester y Jordi, dos amigos españoles, que habían tenido un accidente con la moto.

Ester tenia abierta la barbilla, el codo, pies y manos destrozados, pero el chico, el chico aparentemente tenia abierta la cabeza, yo personalmente pensaba que no lo iba a contar.

En Hombori el hospital que tienen es más simbólico que otra cosa, el médico sólo pudo recomendar su traslado inmediato a Douentza, un poblado a 3 horas de allí. Sin perder tiempo, salimos de inmediato Eloisa, Ramón, Ethiel y yo, acompañando a los 2 accidentados, en 2 coches.

En Douentza nos encontramos con el desolador panorama de un hospital que no estaba abierto ni contaba con servicio de urgencias, nos informaron de que debiamos viajar a Mopti, a 10 horas de allí.

Conseguimos una ambulancia para viajar hasta Mopti y otro coche para el resto de acompañantes, y 10 horas más tarde estabamos en Mopti, donde los heridos recibieron las primeras curas: puntos de sutura y unas radiografias que permitieron descubrir que la herida de la cabeza de Jordi era sólo superficial, pese a que no oia nada del oido derecho.

Entonces vivimos momentos de tensión, discusiones sobre qué debiamos hacer, y la necesidad de pagar al hospital por los servicios recibidos, al igual que a las personas que se habían ofrecido para llevarnos en su coche. Pero aun así, el hospital de Mopti seguia sin ser suficiente para quedarnos tranquilos, al no disponer de scanner para asegurarnos de que Jordi estaba bien, por lo que viajar a Bamako lo antes posible, donde recibir mejor atención médica, parecia imprescindible.

No disponiamos de dinero suficiente para pagar todo lo necesario, así que fue cuando se me ocurrió pedir ayuda desde mi blog, pedir un ingreso en mi cuenta, ya que yo era la única persona que disponia de una visa que permitiera sacar dinero de un cajero, pero ya habia agotado el dinero de esa cuenta.

Ramón, Eloisa y Ethiel decidieron volver a Hombori a por el pasaporte y equipaje de Jordi y Ester, para que pudieran viajar a España lo antes posible, y yo me quedé con los 2 accidentados en Mopti, en un hotel, esperando a poder viajar a Bamako, donde sí hay un hospital decente.

Gracias a mi exmujer Pepi, Rafa Osuna y Juan Andrés Milleiro, enseguida conseguimos dinero suficiente para viajar hasta Bamako y poder pagar la atención hospitalaria necesaria, asi como los gastos de hotel de Mopti e incluso comprar un teléfono para poder comunicarnos con el servicio del RACC, familiares, CC Ong, Manuel Bernal de la embajada española en Mali, etc.

Afortunadamente Ester y Jordi se encuentran ya en España, donde se recuperan favorablemente.

Bueno, perdonad por el Offtopic y gracias a todos por las muestras de apoyo recibidas.

13 opiniones en “Estoy bien”

  1. Bueno Ferran, ésta ha sido otra de las tantas experiencias que tendrás para contar, lo bueno es que ha sido una con un final, digamos, feliz. Espero que te encuentres bien y que todo te vaya a la perfección. Éxitos.

  2. Lo primero, decir que me alegro de que Ester y Jordi estén en casa y bien. ¡Menudo susto nos disteis!.

    Y lo segundo, que no tienes que agradecer nada porque yo no hice nada. Sólo me ofrecí a ayudar (pero mi ayuda no iba a ser tan rápida como necesitabais) y lo posteé por Twitter por si alguien podía hacer algo más.

    En serio, me alegro que la cosa quedase en lo que quedó.

    Un abrazo.

  3. Me alegro de que todo haya quedado en un susto. Gracias a ti por todo lo que haces de forma altruista por los demás (dedicar tus vacaciones en estas fechas para ir a ayudar creo que no tiene precio). Ánimo con lo que te queda de viaje por África y con los proyectos que estás llevando adelante. Sabes que cuentas conmigo. Un abrazo y feliz año!

  4. Al final nos ayudó el RACC en el trayecto de Mopti-Bamako y cubrió los gastos médicos de la chica. Manuel Bernal de la embajada de España se ofreció a llevarnos, pero no hizo falta. Luego en Bamako estuvo muy atento, fué a comprar ropa nueva para los accidentados (aunque la pagué yo) y nos asesoró en muchisimas cosas, yo no paraba de llamarle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *