Consejos vs. ataques personales

A veces leo artículos en blogs que con la apariencia de querer darnos un consejo, lo que realmente hacen es un ataque personal.

Yo mismo he cargado las tintas contra alguna empresa, cuando me he sentido impotente por el trato recibido como cliente (caso Aircomet.com). Por algo es nuestro blog y hacemos con él lo que nos place.

Pero hemos de ser conscientes de lo que hacemos.

Si realmente queremos hacer un artículo ofreciendo un consejo o queremos desahogarnos contra una empresa o crucificar a alguien.

La libertad de expresión nos ampara, y el efecto Streisand está de nuestra parte, pero es mejor intentar no ganarnos fama de flamer y enemigos, que al final el mundo es un pañuelo y somos cuatro gatos…

Eso sí, si claramente quieres que tu protesta consiga el mayor impacto, coloca su nombre o incluso su dominio en el título del post, con ánimo de posicionarte 😈

Articulos relacionados:
Flamers y flamebaits

6 respuestas a «Consejos vs. ataques personales»

  1. Confieso que la tenteción me ha tocado a la puerta más de una vez sobre todo cuando la compañía no tiene mucha presencia y sería tan fácil como quitarle el caramelo a un peque, pero al final pienso que detrás de ellos también hay trabajadores y me contengo más de lo que me gustaría….

  2. Si. Internet está lleno de estafadores y no se puede confiar en todo el mundo… El que menos crees te puede hacer una mala jugada.

    ¿Crees que sería oportuno utilizar esta técnica para dar a conocer mi caso en el cual he sido estafado por un webmaster?

  3. Bueno, en algunos casos tambien muchos bloogers hacen lo contrario, aunque en pocas ocasioes , es poner contenido alabando o recomendando un producto o servicio de alguna empresa.
    Por lo generalo los bloggers ponen ataques personales, quejas para que otros no caigan tambien en mal servicio de alguna empresa

    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.